La Epilepsia como causa de Incapacidad

¿Pueden Reconocerme una Incapacidad por Epilepsia?

La epilepsia es una enfermedad con una gran gama de matices, por lo que no puede responderse automáticamente a la pregunta planteada, sino que hay que estudiar el desarrollo de la enfermedad en cada caso concreto, al poder encontrarse entre los distintos grados de incapacidad previstos en nuestra normativa, o en ninguno.

Nuestro más alto tribunal en sus sentencias ha ido diferenciando, en primer lugar, la epilepsia en grado de pequeño mal, la controlada medicamente, etc. En estos estados de la enfermedad es probable que no se reconozca una situación de incapacidad laboral a quien la padezca.

Esos estados se distinguen de aquellos otros grados en los que la enfermedad alcanza otros niveles, tanto de frecuencia, como de gravedad de las crisis comiciales. Así, la epilepsia con ataques comiciales de gran mal, está acompañada de pérdidas súbitas de conocimiento, convulsiones clónicas y tónicas, y coma, y suelo ser susceptible de una valoración favorable a la incapacidad para todo trabajo.

Valoraciones de la Epilepsia con carácter orientativo

Incapacidad Permanente Absoluta

Nuestro Tribunal Supremo entiende que el trabajador es merecedor de tal calificación cuando las crisis se repiten con carácter mensual, la epilepsia gran mal con crisis cada dos meses, o las crisis comiciales frecuentes.

Incapacidad Permanente Total

Sin embargo, el mismo órgano viene entiendo que el trabajador únicamente esta incapacitado para su profesión habitual cuando no tenga la calificación de gran mal, y tenga crisis espaciadas o periódicas que tienen lugar tres o cuatro veces al año.

¿Existe un diagnóstico claro de epilepsia que implique un determinado grado de Incapacidad Laboral?

Únicamente en casos muy extremos. En materia de invalidez todos los matices suman o restan, y deben valorarse globalmente, por eso, una orientación de un especialista en Seguridad Social, puede ayudarnos a decidir solicitar el reconocimiento de una prestación, y a que grado de la misma poder aspirar.

Un ejemplo: una persona que sufra una o dos crisis comiciales al año que no tengan la calificación de gran mal, podría ser incapacitado para su profesión habitual si ésta es conductor. Por el contrario, probablemente no estaría incapacitado en ningún grado si trabaja como comercial telefónico.

Por supuesto, es imposible prever todos los casos y particularidades que pueden darse en cada persona, por ello, para cualquier dudad o aclaración. no dejen de llamarnos o escribirnos, a través de los teléfonos o la dirección de correo que encontrarán en nuestra página web  www.lorentebustoabogados.com .

 

Francisco Lorente Blanco, experto en derecho laboral y Seguridad Social, socio director de Lorente Busto Abogados, con sede en A Coruña, Pontevedra y Valladolid .

By | 2018-06-21T10:58:36+00:00 junio 21st, 2018|pensionistas, seguridad social, social, Uncategorized|0 Comments

Leave A Comment