Trabajadores: Cómo revocar un poder

En muchas ocasiones ocurre que una empresa realiza un poder en favor de algunos trabajadores para que puedan realizar determinados actos, necesarios para el tráfico normal de la empresa, sin necesidad de que participe el órgano de administración de la sociedad en cada uno de esos actos.

Estas prácticas son muy frecuentes en el sector de la banca, por ejemplo, en el que sería impensable que los miembros del Consejo de Administración de un banco fuesen personalmente a cada firma de una hipoteca. Para evitarlo, se apodera de forma solidaria o mancomunada a uno o varios trabajadores.

Diferencia entre un apoderado solidario o mancomunado

El apoderado solidario podrá hacer por si solo cualquiera de los actos previstos en el poder, sin la intervención de nadie más. Por contra el apoderado mancomunado necesitará la participación de los demás apoderados mancomunados para realizar cualquier acto.

Cuál es el alcance de un poder

Para saber a qué faculta un apoderamiento es necesario revisar el mismo, lo cual no siempre es fácil. Es corriente que las empresas hagan poderes en los que estén incluidos varios de sus trabajadores, sin que éstos lo sepan, por si algún día fuese necesaria su intervención en algún acto de la empresa. Sin tener el poder, no se puede saber su alcance. Los poderes de las empresas están depositados en el Notario.

Cómo puede un trabajador revocar un poder

Ocurre en ocasiones que un antiguo trabajador de una empresa buscando en internet descubre por casualidad que aparece como representante de la misma, lo cual evidentemente supone un susto inicial, y la entrada de las dudas siguientes:

Qué responsabilidad puedo tener por seguir siendo apoderado de la empresa:

Ninguna. La responsabilidad, tanto frente a la empresa, como frente a terceros, será únicamente por los actos que haya realizado como apoderado. Por el mero hecho de ser apoderado tampoco se responde de las deudas de la sociedad.

Puedo pedir alguna responsabilidad a la empresa por seguir siendo apoderado.

Parece difícil, el apoderamiento es un acto unilateral de quien lo concede. Aunque es posible si se ha sufrido un perjuicio por ello.

Cómo revocar el poder.

Lo normal es dirigirse a la empresa, y solicitar que revoque el poder. En caso de que esta se niegue, siempre cabrá que el trabajador lo inste directamente ante el notario, aunque en este caso recaerán sobre él los gastos de notario y registro mercantil.

Francisco Lorente Blanco, laboralista en LORENTE BUSTO ABOGADOS, Especialistas en Laboral y Seguridad Social en A Coruña, Pontevedra y Valladolid.

Leave A Comment